21st - 31st January 2019       #gibchess

 

Un viento joven impulsa el torneo

by Leontxo Garcia

 

 

Cinco de los diez primeros clasificados tienen menos de 23 años

SERVICIO DE PRENSA. Gibraltar

El temporal, con vientos muy fuertes, que sufre el Estrecho de Gibraltar dificultó mucho que los jugadores no alojados en el hotel La Caleta pudieran disputar la 7ª ronda, que sin embargo fue de gran calidad y emoción. Hikaru Nakamura comparte ahora el primer puesto con David Howell, y entre sus ocho perseguidores hay cinco menores de 23 años. Además, el indio Rameshbabu Praggnanandhaa, de 12, intenta convertirse en el gran maestro más joven de la historia.

 

 Rameshbabu Praggnanandhaa

Hubo varios combates magníficos en las primeras mesas, como los que terminaron en las victorias de Levón Aronián y Howell sobre Nigel Short e Iván Sáric, respectivamente. Pero si se tiene en cuenta la edad de los protagonistas, hay que destacar mucho el gran juego del ruso Andréi, Yesipenko (Esipenko en la lista FIDE), de 15 años, quien a punto estuvo de tumbar al polaco Jan Duda, 28º del mundo a los 19 años, tras dar una clase magistral sobre cómo jugar la Defensa Caro-Kann.

El empate final sitúa de momento a Yesipenko con unos 2.580 puntos Elo, y la mejor referencia es que el actual campeón del mundo, el noruego Magnus Carlsen, tenía 2.625 a la misma edad. No cabe duda de que Rusia seguirá optando a las medallas de oro en las Olimpiadas de Ajedrez por muchos años más, porque cuenta con una decena de jugadores muy fuertes nacidos entre 1995 y 2000; en Gibraltar están jugando tres de ellos (Antípov, Dúbov y Oparin), y los tres están en la parte de arriba de la clasificación. Sin embargo, ninguno parece destinado a llegar tan alto como Krámnik, Kaspárov o Kárpov. Por el contrario, Yesipenko si parece tener un potencial enorme.

 

Andréi Yesipenko (Esipenko en la lista FIDE)

Lo mismo puede afirmarse de Praggnanandhaa, ganador en la 7ª ronda de su fuerte compatriota Gopal, porque el portento indio aspira incluso a batir la marca histórica de Serguéi Kariakin, quien logró el título de gran maestro a los 12 años y 7 meses. Para lograrlo, Praggnanandhaa debe conseguir su 2ª norma en Gibraltar y otra en el siguiente torneo que juegue, antes del 31 de marzo.

También el español Lance Henderson, de 14 años, puede lograr una norma de gran maestro, a pesar de su derrota de ayer ante Dánil Dúbov tras lograr una posición ligeramente superior; el malagueño omitió un precioso golpe táctico que el ruso no dejó pasar.

En contraste con el brillo de los jóvenes, el de la pareja Pía Cramling-Juan Manuel Bellón, que sólo ha perdido una partida (Howell venció a Bellón en la primera ronda) de las catorce disputadas. Ella, a los 54 años, es la 24ª de la lista mundial, donde no hay nadie más mayor de 40 entre las 40 primeras. Él, de 67 años, está haciendo un torneo magnífico frente a rivales teóricamente muy superiores.