21st - 31st January 2019       #gibchess

 

Empates agotadores

by Leontxo Garcia

 

 

Nakamura lidera una tabla más apretada tras otra jornada de gran lucha

SERVICIO DE PRENSA. Gibraltar

Hubo empates en ocho de las diez primeras mesas de la 6ª ronda y, sin embargo, los espectadores presentes o internautas no se aburrieron ni un minuto. Otra aportación de Gibraltar a los debates que mantiene hoy el mundo del ajedrez es que las tablas no son un problema si se firman después de una lucha sin cuartel. Por ejemplo, el de David Howell con Hikaru Nakamura, quien sigue al mando, con 5,5 puntos. O el del sorprendente español Lance Henderson, de 14 años, que arrancó medio punto a Richard Rapport.

De hecho, el ritmo de juego del duelo Nakamura-Howell fue tan lento que no pocos auguraban unos apuros de tiempo atroces. Pero el curso de la lucha propició un cambio masivo que desembocó en una posición de claro empate bastante antes de llegar al control de la jugada 40. Como en la segunda mesa también hubo un reparto del punto, entre Antípov y Harikrishna, y en las siguientes sólo ganaron el indio Sandipan -de manera muy bella frente a Ivanchuk-, el chino Hao Wang y el croata Sáric, la clasificación se ha apretado muchísimo. Esos tres vencedores, además de Howell y Antípov, persiguen a Nakamura a medio punto, y luego hay un grupo de 24 participantes con 4,5. Es decir, una treintena de jugadores pueden ganar el torneo a falta de cuatro rondas.

Entre esos 24 perseguidores hay uno muy sorprendente, el andaluz Henderson, quien, tras completar el título de Maestro Internacional hace mes y medio en el abierto de Londres, lleva 16,3 puntos Elo ganados en Gibraltar tras seis rondas, y permanece invicto tras enfrentarse a cuatro grandes maestros. Es verdad que ayer tuvo algo de suerte porque Rapport omitió un truco bastante fácil de ver cuando tenía una posición claramente ganadora, pero también que el adolescente español jugó muy bien hasta pocas jugadas antes.

En contraste con Henderson, la actuación de David Antón, impresionante segundo en la edición de 2017, es muy mala este año. Ayer encajó su cuarta derrota, ante Juan Manuel Bellón. Su entrenador, David Martínez, niega tajantemente que haya algún problema personal que afecte al rendimiento del madrileño: “No hay excusas. Lo único que podemos hacer es acabar lo mejor posible aquí y ponernos a trabajar duro para que el próximo torneo vaya mejor”.